viernes, 6 de julio de 2012

Visiones literarias y ecocríticas de la montaña suiza

La presencia de la montaña en la literatura suiza se remonta al siglo XVIII. Gracias a las diversas investigaciones de campo llevadas a cabo por los naturalistas surge, efectivamente, un interés particular por la montaña real, por los secretos y misterios que ella encierra. El poema panegírico Les Alpes de Albrecht von Haller (1708-1777) cambió por completo la percepción de Suiza en el mundo intelectual de Europa. Poco tiempo después se publicó La Nouvelle Eloïse de Jean-Jacques Rousseau, una exaltación de las bellezas naturales en torno al lago de Ginebra, que provocó la peregrinación de miles de personas a Chillon y Clarens para visitar los lugares descritos en la novela. Serán, sin embargo, los autores románticos del siglo XIX los que sacarán mayor provecho de este nuevo tema literario que se corresponde plenamente con la búsqueda de la exaltación emocional y de la superación de la rutina cotidiana. Uno de los precursores de esta moda romántica fue el poeta inglés William Wordsword (1770-1850), cuya pasión por los Alpes, nacida de las lecturas de los textos de Rousseau, le inspirarán sus mejores versos. En su obra Prelude (1850), constituida de extraordinarios poemas, exalta los maravillosos paisajes alpinos. De este modo va tomando forma el tratamiento, ya no alegórico sino real, de la montaña.

Desempeñará además un papel esencial en la lucha por la salvaguarda de la naturaleza y se convertirá durante todo el siglo XIX y hasta comienzos del siglo XX, en el símbolo del patriotismo suizo, en su emblema nacional: glaciares, cascadas, altivos picos, sobrios abetos, vacas y cabras, son algunos de los símbolos utilizados para celebrar el encanto del país y presumir de sus cualidades. La identidad nacional suiza se basa en “el mito de la montaña”, y por consiguiente, el auténtico suizo tiene que ser aquel que vive en la montaña. Toda la historia helvética resulta así representada bajo el enfoque de una utopía histórica y topográfica específica. Los pastores y la montaña se convierten en los elementos que constituyen la nueva identidad helvética, como se constata en Heidi (1880), la heroína de Johanna Spyri. Desde las cumbres se puede divisar el país, se rompe con la monotonía de la ciudad y se produce un acercamiento a Dios. La montaña cumple así con dos funciones: símbolo de identidad y, además, altar divino.

Sin embargo, este ambiente idealizado, surgido de poemas y canciones, dista mucho de la realidad histórica e ignora los cambios provocados por la industrialización y el turismo. Uno de los primeros escritores suizos que comienza a condenar con sus textos la explotación del entorno alpino es Edouard Rod (1857-1910). De origen vaudois pero afincado en París, denuncia en su novela La-haut (1897) el deterioro del paisaje de la montaña, insistiendo en la fealdad y en la destrucción de los modos de vida ancestrales que ello conlleva. El mismo grito de alarma será dado años más tarde, por los artistas fundadores del Heimatschutz (1905), creada para proteger los paisajes suizos de las atrocidades del modernismo. Pero los más grandes representantes del paisaje de la literatura suiza contemporánea serán, sin duda alguna, C.F. Ramuz, Corinna Bille y Maurice Chappaz. El universo alpino, con su inmensa montaña, será el corazón que bombea y alimenta toda su creación literaria. Estudiar algunas de sus obras desde una perspectiva ecocrítica podría resultar una tarea interesante para comprender mejor la crisis global a la que nos enfrentamos en estos momentos. Dicha crisis no es el resultado de un mal funcionamiento del ecosistema, sino de un nefasto funcionamiento de nuestro sistema ético. Si queremos superarla debemos entender el impacto que el hombre provoca en la naturaleza, comprender dichos sistemas éticos y hacer un buen uso del entendimiento para reformarlos. Como bien apunta Glotflety: “Los historiadores, los académicos de la literatura, antropólogos y filósofos, no pueden hacer la reforma, pero pueden ayudar con la comprensión” (Glotfelty y From 1996: xxi).

Fragmento del artículo publicado en el libro "Realidad y Simbologías de la montaña" (2012) Serie CLYMA, colección Benjamin Franklin. Se puede adquirir a través de este link :  https://www.institutofranklin.net/es/store/publicaciones/realidad-y-simbologia-de-la-montana